derf.com.ar    Lecturas hoy: 114637

     




Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


¿Cómo desmaquillarte correctamente?



Fecha: 10/07/2018   09:44  |  Cantidad de Lecturas: 895

Al limpiar la piel, además de liberarla del maquillaje, eliminamos las células muertas, el exceso de grasa producido durante el día y los residuos de polución acumulados




 

Las mujeres disfrutan maquillándose y probando nuevos tonos y texturas en el rostro, pero cuando llega la hora de eliminar el maquillaje antes de irse a dormir, la pereza se apodera de ellas.

Es frecuente que después de una intensa noche o un activo día de trabajo, lleguen a casa y el cansancio y el sueño hagan que se olviden de eliminar del rostro todos los restos de maquillaje de fiesta que fueron mostrando durante todo el día. Son pequeños descuidos que no deberían pasar por alto.

 

Es cierto que, en la actualidad, los productos de maquillaje contienen ingredientes que ayudan a cuidar la piel y, en muchos casos, incorporan tratamientos hidratantes para el cuidado facial, elementos nutritivos como los de los sérums antiedad e, incluso, factores de protección solar para proteger la piel del sol; pero, aun así, hay que retirar todo el producto del rostro para dejar que la piel respire toda la noche.

La piel también se ve afectada por las condiciones atmosféricas adversas y necesita unos cuidados básicos diarios, que deben ser imprescindibles en la vida cotidiana:

 

- Higiene diaria

La higiene cutánea es imprescindible para conservar la salud de la piel. Muchas personas suelen caer en el error de no limpiarse bien la cara porque no se maquillan, pero el tejido acumula partículas de suciedad, como polución, tabaco, filtros cosméticos, polen, que no son perceptibles a la vista, pero van depositándose en los poros, que terminan taponándose. El resultado es una piel asfixiada: desnutrición y deshidratación, opacidad, arrugas embrionarias, sensibilidad cutánea y un menor estímulo de la colagenogénesis y otros procesos que son muy importantes para evitar la oxidación precoz del rostro y su envejecimiento.

 

- Toallitas desmaquillantes

No es que las toallitas desmaquillantes no sean buenas, es que generan problemas de piel. Lo único que hacen es trasladar la suciedad de una zona a otra del rostro y generan una agresión innecesaria al tejido. Si además tenés tendencia al acné, corrés el riesgo de romper granos que pueden estar infectados, extendiendo y agravando el problema. Encima, suelen incorporar conservantes, alcohol y fragancias, que se depositan en la piel y generan sensibilidad y conflictos cutáneos a largo plazo. Y, aunque muchas personas las utilizan como recurso de emergencia, lo mejor sería eliminarlas totalmente de cualquier ritual.

 

- Limpiador facial

La mejor rutina de limpieza es la que arrastra suciedad sin agredir y sin generar problemas, como desequilibrios en el pH cutáneo u obstrucción de los conductos polisebáceos. Los formatos de limpiadoras en leche con texturas fluidas y siempre formuladas con activos respetuosos son la mejor opción de limpieza de la tez. Extendela sobre el rostro como si se tratase de una caricia, sin presionar y con las manos limpias; después, retirala con pañuelos faciales (es importante no friccionar el rostro y utilizar un tisú para una mitad de la cara y otro para la otra), en vez de con algodón, ya que este no arrastra la suciedad igual de bien.

 

- Rutina de limpieza correcta

1- Siempre hay que hacerlo de adentro hacia fuera y en sentido ascendente para fomentar la firmeza del rostro.

2- Una vez que se retiran los productos de limpieza, se debe pasar a la fase de enjuague y tonificación. El agua del grifo es enemigo de un cutis sano, pero es cierto que la cosmética de limpieza suele dejar restos en el rostro y una sensación en la tez como si tuvieras un película impermeable; por eso hay que usar una loción que enjuague, calme y acabe con esos restos de la limpiadora.

3- Impregná el algodón, extendelo por el rostro y secá después con un pañuelo facial, o dejá secar al aire.

4- Después, el tónico es imprescindible, ya que equilibra y prepara para la posterior absorción de nutrientes.

5- Y, si sos de maquillarte los ojos, debés limpiártelos en primer lugar, siempre con un algodón para cada uno de los dos, y arrastrando los restos de maquillaje de pestañas y párpados con un movimiento cuidado, hacia abajo.

 

- La importancia de la doble limpieza

Es básica, ya que te garantiza que todas las impurezas se eliminen. No es igual limpiar la grasa o los restos de maquillaje (son impurezas oleosas) que arrastrar las células muertas o las partículas de polvo (son hidrosolubles). Las primeras se despejan con formulaciones que incluyen aceite y las segundas hay que enjuagarlas con agua, o mejor con lociones a base de agua. La mejor fórmula para todo tipo de pieles es la limpieza trifase: leche limpiadora, loción calmante y tónico equilibrante. Y lo más importante es que elijas productos que no tengan compuestos comedogénicos, ya que estos pueden asfixiar a largo plazo tu piel.

 



Fuente:  10 de julio de 2018 (Rosario3)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados